Las rabietas en niños

Manifestaciones de la independencia del niño

Las rabietas suelen manifestarse en torno a los dos años como manifestación de la independencia del niño. Este término indica la pérdida de control del niño sobre sus emociones y no son exclusivas de la infancia.

Cuando hablamos de rabietas podemos diferenciar varios tipos:

RABIETAS PREVISIBLES:

Son Aquellas que podemos evitar o de alguna manera anticiparnos antes de que aparezcan, con el fin de minimizar los efectos que producen. Seguro que todos estáis pensando en aquellas que están relacionadas con el hambre, sueño, autonomía…,

RABIETAS PREVISIBLES PERO NO EVITABLES

Este tipo de rabietas aunque sean previsibles muchas de ellas son inevitables, ya que no podemos ceder en nuestra forma de actuar, nos referimos a las que tienen que ver con la seguridad, la salud o los límites, por ejemplo, cruzar una calle sin dar la mano, lavarse los dientes, saltar en el sillón, empujar a un hermano o coger herramientas peligrosas. En este punto es importante destacar que los límites y las normas son muy importantes para los niños ya que poco a poco van interiorizándolos y ayuda a organizarnos dentro de nuestra familia.

RABIETAS IMPREVISIBLES

Son el producto de la frustración o simplemente consecuencia de la propia inmadurez del niño.
En estos casos lo más importante es que no se pierda la conexión con tu hijo y para ello os recomendamos una serie de estrategias:

  1. ANTICIPACIÓN: debes hacer lo posible por prevenir la rabieta, y para ello hay que echar infinitas dosis de imaginación ya que el sueño y el hambre son los peores enemigos en estos momentos. Sobre todo ahora que llegan épocas de compras navideñas, intenta evitar aglomeraciones si tu hijo se encuentra cansado o anticípate llevando algo de comida.
  2. Haz un uso moderado del “NO”, posiblemente el mayor detonante de las rabietas. Da la vuelta a tus normas de forma positiva y verás cómo cambia la respuesta de tu hijo.
  3. Pasar suficiente TIEMPO juntos. Es importante que perciban que este tiempo es de “calidad”, NADA de teléfonos, tablets, o televisión, tareas de la casa… sobre todo observad si las rabietas aumentan cuando hay hermanos, suele ser un indicador de que necesitan más tiempo exclusivo con vosotros.
  4. Distracción. Depende del niño en ocasiones funciona cambiar de actividad u ofrecer alternativas antes de que se produzca la rabieta.
  5. Mantén TÚ CALMA. Para poder gestionar las emociones de nuestros hijos, primero tenemos que ser capaces de manejar las nuestras. Si en ese momento no nos vemos capaces de gestionar la rabieta, debemos delegar la responsabilidad en otra persona que se encuentre con nosotros y si estás sólo, apártate hasta que seas capaz de intervenir sin perder el control.
  6. Poned nombre a los SENTIMIENTOS, para ellos hay varios cuentos que os pueden ayudar como el “Monstruo de colores” o el “Emocionario”. Es asombroso como son capaces de identificar lo que sienten a través de colores o imágenes, os animamos a probarlo en casa.
  7. PROTEGE a tu hijo. Es el momento de saber qué es lo que necesita nuestro hijo ya que algunos buscan el contacto y otros necesitan poner espacio por medio.
  8. VALORA lo positivo, resalta lo maravilloso que son y las cosas buenas que hacen. Un ejercicio antes de dormir: decir tres cosas positivas a nuestros hijos sobre lo que han hecho hoy.
¿Cómo gestionar las rabietas en niños?

¿Cómo gestionar las rabietas en niños?

TÉCNICAS PARA CALMAR EL ENFADO

  1. La respiración. Podemos enseñarles a soplar dentro de un globo, mover bolas de papel o apagar velas. Poco a poco deben ser conscientes que para controlar su enfado deben controlar su respiración.
    Tumbados boca arriba, contamos hasta 10 muy lentamente y bajito. Practicamos la respiración abdominal, y así nos relajamos, ¡El enfado va desapareciendo cuando nos calmamos con la respiración!.
  2. Saltar. Saltar es una buena actividad para restar importancia al enfado cuando el niño es consciente de él. Les encanta que les digas que para ayudarle a superar el enfado irás saltando con él hasta otra parte de la clase o casa, y ¡no os olvidéis de barrer los restos del enfado del suelo para tirarlo a la basura!, de esta forma le ayudamos a reconducir su conducta.
  3. Garabato del enfado. Cogemos un papel y una cera para dibujar. Les explico al niño/a que mientras pensamos en el enfado vamos a empezar a hacer un garabato muy rápido y fuerte (que sean pinturas que no se rompan fácilmente), sin sentido, mientras gritamos fuerte para que nuestro enfado salga de nosotros hacia el dibujo. Cuando acabemos cogeremos el papel y lo romperemos en pedazos para que la última pizca de rabia que quedaba se nos quite. ¡Qué liberación! FUNCIONA!!!
  4. Rasgar papeles. Cuando el niño está enfadado ponemos a su disposición papeles de periódico o revista para que pueda rasgarlos mientras libera su enfado.
  5. La botella de la calma. Está inspirada en el método Montessori la función principal es calmar a los niños mientras que el niño observa la caída de brillo, puede organizar y centralizar el sistema nervioso. Cuando el niño está estresado, su ritmo cardíaco se acelera junto a su respiración y al ver la lenta caída del brillo, genera un modelo visual para inconscientemente entregar una señal al cerebro que disminuya la agitación.
La botella de la calma

La botella de la calma

Necesitas:

  • 1 frasco de plástico transparente con tapa
  • Pegamento líquido transparente
  • 1 o 2 cucharadas de pegamento con brillo
  • 3 o 4 cucharaditas de purpurina del color que quieras
  • 1 gota de colorante
  • Agua caliente
  • Pistola de silicona para sellar la tapa

ENLACES DE INTERÉS

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

El monstruo de colores

El Monstruo de Colores no sabe qué le pasa.
Se ha hecho un lío con las emociones y ahora le toca deshacer el embrollo. Una historia sencilla y divertida, que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones.

El monstruo de colores

El monstruo de colores

Autora: Anna Llenas
Ilustradora: Anna Llenas
Editorial: Flamboyant

Emocionario

emocionario

emocionario

Autora: Cristina Núñez

Editorial: Palabras Aladas

Cuentos para educar niños felices

Cuentos educar niños felices

Cuentos educar niños felices

Autora: Begoña Ibarrola

Editorial: SM

 

Dpto. de Orientación del Colegio Mayol

Gracias por tu interés y lectura de este artículo

Estamos para ayudarte. Ante cualquier duda o consulta sobre nuestro Centro de Educación o Escuela Infantil, Guardería en Toledo (Colegio Mayol), ponte en contacto con nosotros; estaremos encantados de poder ayudarte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *